Logística 4.0: ¿qué es?

Por Equipo BooBoo  ·  15 septiembre 2020

El sector de la logística está empezando a empaparse de todos los avances tecnológicos y digitales de nuestra era. Como si de una nueva revolución industrial se tratara, la logística 4.0 apuesta por la digitalización, la hiperconectividad y la automatización de los procesos. Así, se minimizan las pérdidas y se gana rapidez y eficacia.

 

¿Qué es la logística 4.0?

Nos referimos a logística 4.0 como aquella que integra digitalización, manejo de datos masivos e interconexión a lo largo de toda la cadena de suministro. Es el término de moda en el sector y no es más que el reflejo de una revolución industrial a todos los niveles que pone el foco en el uso de la  tecnología para mejorar procesos y conseguir mejores resultados.

Estas mejoras suponen no solo una ventaja competitiva para las empresas del sector que están apostando por la incorporación de esta tecnología a sus procesos, sino que también permiten optimizar la distribución y tener una mayor precisión  a la hora de planificar rutas y flotas.

La digitalización, clave para el sector

Si bien en el sector de la logística la digitalización ha tardado en hacerse fuerte, lo cierto es que ha ido ganando fuerza con el tiempo. Y no es para menos: afecta a todo el proceso de transporte, desde la gestión de los almacenes a esa fundamental última milla . Veamos cuáles son sus puntos clave:

  • Conectividad: monitorizar todas las fases supone un control total de los tiempos que se traduce en costes y en satisfacción de los clientes.
  • Trazabilidad: identificar el origen y etapas del procesos productivo y distributivo, planificar rutas y reducir esfuerzos.
  • Multicanalidad: coordinación de la información y los datos para que circulen de manera sincronizada y evitar discordancias.
  • Herramientas disponibles: drones o vehículos sin conductor para entregas, análisis de comportamiento para anticiparse a posibles fallos y evaluación de rutas, adaptación de los recursos en tiempo real ante posibles imprevistos…

¿Cuáles son los retos de la logística 4.0?

Aunque el sector de la logística ha entrado de una manera más paulatina que otros sectores en esta era digital, su existencia es ya una realidad. Es decir, no hablamos de qué pasará en el futuro, sino de qué está pasando actualmente y cuáles son los retos a los que se enfrenta en el día a día.

En primer lugar, supone sacar provecho a las oportunidades de automatización mencionadas anteriormente e implementarlas de manera eficaz.

Por otra parte, tenemos que anticiparnos. Las evaluaciones son importantes y ayudan a perfeccionar los procesos, pero predecir las necesidades de los clientes y adelantarse a posibles imprevistos es clave para el éxito. La logística, ahora más que nunca, tiene que estar en contacto con lo que está pasando y observarlo para ser capaces de mejorar.

El auge de los eCommerce  – y más en en este momento – nos obliga a reducir los tiempos de entrega y a trabajar con unos requerimientos de entrega muy exigentes. El foco está en el consumidor final, que quiere su pedido cuanto antes,  al menor precio y atendiendo los requerimientos del destinatario (hora de entrega, lugar, gestión logística inversa). En ese sentido, el sector de la logística tiene que encontrar la manera de seguir obteniendo rentabilidad y adaptar su modelo de trabajo en ese escenario de nuevas – ¡y duras! – exigencias.

Por último, el Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), también tiene mucho potencial en logística. La conectividad en los vehículos de reparto es un buen ejemplo del partido que se puede sacar de su aplicación. Resolver incidencias en ruta, planificar tiempos, anticiparse a posibles dificultades durante el camino… Sus ventajas se adaptan a las necesidades de la industria y de sus clientes y se traducen en eficiencia y confianza.

¿Hacia dónde vamos? El futuro de la logística

Big Data, Inteligencia Artificial, técnicas de geolocalización,la nube… Ya estamos utilizando todos estos avances en nuestro favor y en el de nuestros clientes, pero, ¿qué será lo próximo?

La transformación digital en logística tendrá que seguir tratando de satisfacer tanto sus necesidades como las de sus clientes. Los servicios tendrán que ser cada vez más personalizados y adaptados al estilo de vida de los consumidores. Para ello, tenemos que estar muy atentos ante las nuevas herramientas que surjan y ser creativos a la hora de aplicarlas en nuestro día a día.