¿Cuál es el ciclo que sigue un pedido en un ecommerce?

Descubre cuál es el ciclo que sigue un pedido en un ecommerce desde que se produce la compra hasta que el paquete llega a las manos del cliente final.

@BOOBOO - Ecommerce

19 abril 2019

El proceso que sigue un ecommerce para entregar pedidos de manera eficiente es un paso crucial para el éxito de sus ventas y para asegurarse la satisfacción de sus clientes. Por lo tanto, debe ser planificado previamente y seguido de cerca durante cada una de las etapas para evitar cualquier posible error.

El ciclo que sigue un pedido hasta llegar a las manos del cliente se puede llevar a cabo de forma manual o automatizada, dependiendo del tamaño de las operaciones y de los recursos que tenga la empresa. Nuestra recomendación es que siempre que sea posible se trate de automatizar el proceso.

Esta recomendación se debe a 4 razones principalmente: reducir los errores humanos, reducir costes, estar preparado pudiendo anticiparnos a cualquier imprevisto y ser capaces de realizar un seguimiento de todo el proceso.

¿Cuál es el ciclo por el que pasa un pedido en un ecommerce?

Recepción de la orden

Una vez que se realizamos un pedido en nuestra web favorita, el sistema verifica de forma automática e instantánea si hemos enviado toda la información necesaria para que se procese: nombre, dirección de entrega, pago y métodos de envío que seleccionemos. Si todo está configurado y correcto, recibiremos un correo electrónico informándonos de que el pedido se ha recibido correctamente por parte del ecommerce. De lo contrario, se nos notificará que hagamos los cambios necesarios hasta que esté todo correcto.

Procesamiento del pedido

Cuando completamos el pedido con éxito, la persona o personas responsables de preparar el pedido se pondrán manos a la obra. Ellos recogerán los artículos en el almacén y los prepararán para el envío. Esto incluye asegurarse de que no estén defectuosos, empaquetándolos cuidadosamente para asegurar un envío seguro. Si es necesario, el preparador del pedido debe adjuntar una etiqueta para informar al cliente y al mensajero de que el artículo es frágil, así se evitarán posibles percances.

Lo último que debe hacer el preparador antes de avisar al mensajero para que lo recoja, es pegar una etiqueta con los datos del envío. Esta etiqueta incluye información como el destino, el nombre del cliente y los datos del bulto, peso, tamaño, identificación de envío, etc. En ese momento, el pedido estará bien embalado y listo para ser recogido y llevado a su destino final.

El pedido está en camino

Un mensajero recoge el paquete y, una vez ha sido recogido, puede entregarlo directamente al cliente o llevarlo al almacén de la empresa de transporte que se ocupará del envío final. Algunas de estas empresas de envío nos  proporcionarán datos en tiempo real con su localizador de pedidos que nos permitirán rastrear nuestro pedido utilizando su identificación. Por lo tanto, si tienes un ecommerce, es muy útil conectar la tienda online al sistema de envío para actualizar el estado del pedido y que tu cliente lo pueda revisar en su cuenta siempre que quiera. En un mundo tan competitivo, cada detalle marcará la diferencia con tus competidores.

Entrega del pedido

Después de pasar por los 3 pasos anteriores, nuestro esperado paquete finalmente se nos entregará, no sin haber firmado un recibo que acredite que el pedido se nos ha entregado correctamente. Atención vendedores: después de entregar el pedido, recomendamos que siempre se envíe un correo electrónico para revisar los productos comprados por el cliente y evaluar su satisfacción con vuestro producto y el servicio (en el que se incluye a la empresa de transporte con la que trabajáis).

En conclusión, automatizar todo este procedimiento te ayudará a ganar tiempo, reducir esfuerzos y reducir costes en tu logística, aunque también lo puedes hacer de manera manual si tus recursos no te permiten automatizar el proceso. Sin embargo, la forma manual es propensa a generar más errores con los que tendrás que lidiar, pudiendo aumentar los costes por devoluciones debidas a artículos enviados incorrectamente.

Artículos relacionados