Alternativas a comprar tu flota de camiones

Existen diferentes alternativas a comprar una flota de camiones. Descúbrelas antes de tomar una decisión tan importante en la logística de tu empresa.

@BOOBOO - Logística

23 mayo 2019

Tanto si el transporte es una parte muy importante de tu cadena logística o si su actividad depende del volumen puntual de negocio que tenga tu empresa, saber si comprar una flota de camiones, grande o pequeña, o si buscar una alternativa viable, es una decisión que puede conllevar un gran riesgo financiero.

A continuación, igual que hicimos con alternativas a tener un almacén propio, te contamos alguna de las alternativas posibles a comprar una flota de camiones propia para que decidas cuál es la mejor opción par tu negocio conociendo un poco más las posibilidades de las que dispones.

Subcontratar el sistema de transportes de tu empresa: ventajas e inconvenientes

Antes de conocer las alternativas a tener una flota de camiones propia tendrás que tomar una decisión más estratégica a nivel logístico,  contar con un sistema de transporte propio o subcontratarlo.

Sistema propio

Con la opción de un sistema propio contarás como principal ventaja con el control total sobre tu sistema de transporte, ya que será la propia empresa la que decidirá sobre cualquier cuestión en lo referente al sistema. Contar con un control total sobre los plazos de entrega, la flexibilidad horaria, el tratamiento de las cargas o la contratación del personal, le otorgará a la empresa un control total del servicio.

Sin embargo, como desventaja, las empresas que disponen de un sistema propio se suelen cargar de costes fijos independientemente del volumen de trabajo que tengan y, en ocasiones, disponen de un servicio menos eficiente del que tendrían si subcontratasen el servicio.

En cuanto a los inconvenientes, un almacén propio supone una inversión económica muy alta que puede resultar inalcanzable sobre todo al comienzo de algunos proyectos. Los costes de almacenaje pasarán de depender de la oferta y la demanda a suponer unos costes fijos que tendremos que asumir periódicamente con una menor capacidad de decisión sobre ellos. Además, tendrán una menor adaptación a aumentos o descensos temporales de negocio y una escalabilidad limitada.

Sistema subcontratado

Como ventaja principal, al subcontratar el servicio tendrás el poder de decidir sobre el volumen de contratación, haciendo que los coses puedan variar en función del volumen de trabajo que pueda tener la empresa. La capacidad de negociación que tengas con el proveedor jugará un papel fundamental en el desarrollo de la actividad y de ella dependerá en gran medida el éxito o fracaso de la estrategia.

Como punto negativo, tendrás menos control sobre sobre el ciclo completo de las operaciones que se realicen en esa parte de la cadena de suministro, contarás con un personal que no estará dedicado únicamente a tu negocio y, en ocasiones, incluso puede estar compartido con posibles competidores. Además, los procesos no suelen ser específicos del negocio que contrata, siendo poco susceptibles de modificación o priorización

Leasing y renting de camiones: ventajas e inconvenientes

Si finalmente decides que quieres contar con tu propio sistema de transporte y que quieres hacerte con una flota de camiones propia, te dejamos un par de alternativas a las que puedes optar si no quieres efectuar la compra de tu flota.

El leasing

El leasing es una de las alternativas de las que dispondrás en la gestión de tu flota. Se trata de un contrato de alquiler de los camiones, que suele contar con opción a compra, pactado entre la empresa de leasing o el concesionario y la empresa que contrata el servicio por el que el cliente disfruta del camión pagando una cuota mensual pactada entre las partes.

En cuanto a la duración mínima del contrato, lo habitual suele ser de 2 años sin que pueda acabarse antes. Al finalizar la duración del contrato el arrendatario tiene la opción de: comprar definitivamente el camión pagando la “cuota de valor residual” (el valor del camión descontando los pagos de las mensualidades ya realizados); finalizar el contrato de arrendamiento y devolver el camión; o renovar el contrato de arrendamiento por el mismo camión o por otro nuevo.

En cuanto a las ventajas e inconvenientes más importantes de este sistema podemos destacar las siguientes:

Ventajas

  • Te permitirá acceder a la compra de los camiones pese a que puedas encontrar dificultades de financiación para una compra total.

  • Además de poder ejercer la compra al final del contrato, te permite renovar el camión cada cierto tiempo dotando a la empresa de herramientas modernas y actualizadas con regularidad. 

  • Permite reducir los impuestos porque la compra o el alquiler mediante leasing se considera un gasto y reduce la cuenta de beneficios (por lo que se pagan menos impuestos).

  • Permite reducir deuda en caso de insolvencia mediante la devolución del bien arrendado y la cancelación del contrato. Esta opción elimina la posibilidad de que el banco embargue los bienes y además se mantenga la deuda, dos hechos que ocurren cuando la compra se realiza mediante préstamo hipotecario y no se puede hacer frente a los pagos.

Inconvenientes

  • Las cuotas de leasing suelen tener unos intereses bastante altos.
  • Durante la duración del contrato de leasing, se transmiten todos los derechos y obligaciones derivados de la propiedad del camión (no la propiedad) por lo que el arrendatario tendrá que hacer frente a todos los gastos que se deriven del uso del vehículo: impuestos, seguros, gastos de mantenimiento…

El renting

Otra alternativa muy atractiva a tener que efectuar la compra de los camiones es el renting. Se trata de un contrato de alquiler a largo plazo, pactado entre la empresa de renting y el cliente, por el cual el arrendatario disfruta de un bien pagando una cuota mensual pactada entre las partes al inicio.

Cuando finaliza del contrato, que suele ser de 2 años, dispones de dos opciones normalmente: se puede hacer una renovación para el mismo bien o para uno nuevo, o puedes dar por finalizado el contrato con la empresa de renting.

Ventajas

  • Ya que en este caso no se transmiten todos los derechos y obligaciones derivados de la propiedad del camión el arrendatario, no tendrás que hacer frente a los gastos derivados de su uso: mantenimiento, seguros, revisiones…

  • Las cuotas de arrendamiento son 100% deducibles del IRPF porque fiscalmente se consideran un gasto. El IVA soportado se puede deducir en un 50% si se acredita el uso profesional del bien.

  • Permite reducir deuda en caso de insolvencia mediante la devolución del camión y la cancelación del contrato.

  • Permite renovar el bien cada cierto tiempo dotando a la empresa de herramientas modernas y actualizadas periódicamente, lo que puede suponer una gran ventaja competitiva.

  • Las cuotas de arrendamiento del renting son más económicas porque no se consideran un producto financiero y los intereses suelen ser más bajos.

Inconvenientes

  • El renting no ofrece la opción de compra al finalizar el contrato de arrendamiento.

Ahora que ya conoces algunas alternativas a comprar tu propia flota de camiones, decide cuál es la mejor opción para tu negocio y recuerda que optimizar tu red de transporte al máximo te otorgará una gran ventaja competitiva con respecto a las demás empresas de tu sector.

Artículos relacionados